Interiores

Una casa construída sobre el vacío

- Interiores

La humedad y el tiempo desgastan los objetos. El deterioro de las cosas refleja el deterioro de los personajes. Marca un antes y un después. La Sirga del hombre solitario y huraño que aún no se recupera del abandono de sus seres queridos, y La Sirga de Alicia, quien llega al hostal en busca de refugio y debe aferrarse a un nuevo comienzo que se determina con su llegada a la casa, que poco a poco va transformándose, llenándose de luz, de color y calidez.

“Con La Sirga quise dejar registro de ese hostal inacabado que después de mucho esfuerzo, tiempo y trabajo continuará inacabado. Ese hostal que aparentemente esta listo para ser hostal, pero al que le faltan los turistas para llegar a serlo. Creo que así somos. Incompletos como Alicia, quien parece condenada a no encontrarse. Pendientes, siempre con algo por resolver que luego se convierte en otro asunto y otro y otro. Es por esto que la película es un vehículo en el que viaja constantemente esta idea y por lo tanto su narrativa no puede renunciar a cumplir con este propósito: Ser construida sobre el vacío. “ William Vega – director